CULTIVO FORZADO EN BERRIES
CATEGORÍA DEL ARTÍCULO | ECONÓMICAS Y TECNOLÓGICAS

VOLVER A SOLUCIONES

Favorito

No account yet? Register

La escasez de agua ya es una realidad en la mayoría de las regiones del país y el cambio climático que se ha ido desarrollando en todo el mundo provocará que este panorama solo siga acrecentándose, por lo que con el pasar de los años las sequías se volverán más graves y abarcarán un mayor territorio. En la región del Biobío, si bien se ha visto una disminución del promedio de las precipitaciones anuales, aún no se observan demasiados sectores con escasez de agua durante el verano, aun cuando esto no quiere decir que dicho panorama no cambie en unos cuantos años más.

Opciones sustentables con el medio ambiente y que además permitan proteger los ingresos obtenidos de la producciones pueden ser aplicados en el manejo de cultivos, con el fin de mejorar el uso de agua y contribuir con su ahorro. Una forma de lograrlo es través cultivos forzados, donde se puede generar el entorno adecuado con las condiciones necesarias para la especie que se desee cultivar. Utilizando este tipo de cultivos en conjunto con un sistema de producción hidropónico, es posible lograr importantes rendimientos a nivel productivo.

Aunque la hidroponía es un sistema que normalmente se encuentra asociado a las hortalizas, ha ido tomando  más fuerza entre los productores de frutales como los berries, especialmente de frutilla. Esta técnica, en términos simples, es el cultivo en bandejas, macetas, tubos o mesones con sustratos y una solución en constante flujo, a través de la cual se entregan a la planta todos los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Si bien el costo inicial este tipo de proyectos puede parecer alto, este se compensa con la eficiencia hídrica que se logra y la seguridad a la hora de producir al encontrarse protegidos de las inclemencias climáticas. Además, permite un control mucho más fácil, rápido y eficiente de plagas y malezas. Otro punto sumamente interesante a considerar es que al realizarse un cultivo en sustratos, permite realizar producciones de especies en sectores donde, convencionalmente, el suelo no lo permitiría.

En nuestro país, INIA ha desarrollado un proyecto en conjunto con la asociación de frutilleros de las comunas de Chanco y Pelluhue, donde se aplicó un tipo de cultivo forzado de frutillas en macrotunel, utilizando un sistema hidropónico sobre sustrato. En este, buscaban determinar los parámetros óptimos de manejo agronómico y gestión de este tipo de cultivo, entre los que se incluye la densidad de plantas, variedades, uso de sustratos, dosis de fertilización, riego, entre otros. Dentro de los beneficios que se han obtenido en el estudio de este sistema se incluye el uso de un 70% menos de agua, disminución en mano de obra y fertilizantes, siendo capaces además de producir fruta fuera de temporada y de alta calidad. Cultivos hidropónicos en arándanos también han sido realizados en diferentes localidades de país, como en Los Ángeles, lográndose rendimientos de entre 20 y 25 toneladas (t)/ha permitiendo, además, la entrada precoz a producción de los huertos y el aprovechamiento de recursos como el hídrico.

 

j.arenas@hidroponiachile.cl
https://canamerica.cl/#contact
ventas@agrosystems.cl