COMPUESTOS FENÓLICOS

VOLVER A SOLUCIONES

Favorito

No account yet? Register

Al estudiar los cultivos y su fisiología, es posible detectar compuestos cuyas funcionalidades dentro de la propia biología vegetal puedan ser aprovechadas o potenciadas para proteger a la propia planta de eventuales peligros.

Dentro de estos compuestos encontramos a los fenoles, clasificados como metabolitos secundarios que si bien no son esenciales para la planta, desempeñan importantes funciones en la interacción entre el organismo y su ambiente, asegurando la supervivencia de este. Los compuestos fenólicos se denominan así debido a la presencia de uno o varios anillos aromáticos o bencénicos, en los cuales se encuentran unidos uno o varios grupos hidroxilos y se encuentran presentes en frutas, vegetales y otras plantas.

Algunas funciones de los compuestos fénolicos incluyen la defensa contra patógenos (virus, bacterias, hongos, protozoarios y nematodo), radiación ultravioleta, estrés osmótico entre otros.

Debido a los beneficios que naturalmente se presenta en las plantas, se ha buscado utilizar este tipo de compuestos como parte de productos conocidos como bioestimulantes: fertilizantes que estimulan los procesos biológicos de la planta, mejorando la eficiencia de la planta en el uso de nutrientes, su tolerancia al estrés abiótico o la calidad de la cosecha.

La obtención de compuestos fenólicos para su aplicación como bioestimulantes se realiza a partir de especies ricas en estos

compuestos. Un ejemplo es la ortiga (Urtica dioica), planta rica en compuestos polifenólicos y con un uso muy extendido en la agricultura ecológica como un producto bioestimulante totalmente natural.

Las ventajas de bioestimulantes con este tipo de compuestos incluyen:

  •  Favorecen la protección de la planta y los frutos frente a la radiación UV.
  •  Protegen a las plantas, a nivel celular, de agentes oxidativos como los radicales libres o las temperaturas extremas.
  •  Favorecen la regeneración celular, propiciando una buena calidad de frutos frente a situaciones climáticas extremas.

Un ejemplo de este tipo de productos es Plysetum, preparado de Equisetum arvense L, producido por la empresa Plymag en España, obtenido mediante maceración y posterior cocción de la parte aérea cuyo uso permite prevenir la incidencia de enfermedades, fortalecer la pared celular de las plantas y limitar los tratamientos con productos fitosanitarios de síntesis, reduciendo el nivel de residuos tóxicos en cultivos y cosechas. Plymag también ha desarrollado el producto Rombiorgan L45-22, un producto rico en fenoles, materia orgánica y ácidos fúlvicos, que mejoran las condiciones del entorno radicular. Es obtenido a partir de derivados de la elaboración del vino, presentando múltiples beneficios entre los que destacan incrementos en el desarrollo y la producción de las cosechas.

https://www.plymag.com/contacto-agricultor/